Los alumnos de secundaria del Colegio Bilingüe RUDYARD KIPLING asistieron a la casa hogar de niñas para celebrar junto a ellas el día del niño. Convivieron, jugaron y desayunaron y, al final, un bello detalle con cariño, bolsitas de dulces.